PRESENTA

Mtro. Marco Antonio Carreño

INVITADOS

Carlos Quiroz

Presidente del Banco de Alimentos de Puebla

José Miguel Rojas

Director General del Banco de Alimentos Puebla


AGRADECIMIENTOS ESPECIALES

Banco de Alimentos Puebla

FECHA

14 de junio de 2022

DURACIÓN

1h 06min

TERGUM El Podcast

En México, actualmente el 23.5% de la población vive en pobreza alimentaria, de acuerdo con datos del CONEVAL (2022).

Ante estos datos, es fundamental que las empresas entiendan la importancia de invertir en valor social.

Por suerte, métodos como el retorno social de la inversión (RSI o SROI por sus siglas en inglés) han servido a las empresas para medir valores que tradicionalmente no se reflejaban en sus estados financieros, tales como: los factores sociales, económicos y ambientales. Además, este método ha ayudado a identificar la eficacia con la que una empresa utiliza su capital y otros recursos de valor para la comunidad.

Con estas herramientas, las empresas ya no tienen excusas para enfocarse únicamente en incrementar sus activos, también deben impulsar acciones que beneficien a la sociedad.

Estos son algunos de los temas que abordaremos en este episodio especial, donde el presidente del Banco de Alimentos de Puebla, Carlos Quiroz, y su director general, José Miguel Rojas, nos compartirán su experiencia al frente de esta fundación de beneficencia privada que lleva 26 años combatiendo problemáticas sociales como el desperdicio de alimentos y el hambre en México, a través de proyectos que buscan formar una comunidad universal y generar una empatía con el ser humano y el prójimo.

Ep.8
EPISODIO ESPECIAL

SEGMENTOS

Episodio: 8

EPISODIO ESPECIAL

MARCO ANTONIO CARREÑO:¿Qué nos pueden compartir acerca también de ahora de algunos datos de lo que se vive hoy en México que afecta?, Carlos decía, uno de cada cuatro, ¿no? Multipliquémoslo cuál es la población y cuántos millones estamos hablando, que no tienen acceso digno a un alimento y todo lo que afecta.

JOSÉ MIGUEL ROJAS: Claro que sí, Marco, qué bueno que preguntas estos datos, porque los datos nos dan el contexto, no es un juicio son hechos reales, bien decías, es un problema mundial, primero empecemos, que hoy, hay publicaciones como Banco Mundial y la FAO que estiman que alrededor de 900 millones, hoy también hay publicaciones que después de la pandemia este número ha crecido alrededor de los 1400 millones de personas en el mundo que no tienen acceso a alimentos suficientes.

Entonces de entrada date cuenta del problema mundial. ¿Qué pasa en México? Desafortunadamente no somos la excepción de este problema, en México existen alrededor de 30 millones de personas en el país, que todos los días, vamos a resumirlo de esta manera, se está preguntando si hoy van tener alimento que consumir.

CARLOS QUIROZ: El Banco de Alimentos en situaciones de contingencias ha podido demostrar que es un camino seguro y un puente seguro para obtener de donde hay y llevar a donde hace falta.

Ese puente, como lo mencionaba Miguel al principio, es muy valioso, te puedo poner varios ejemplos, el 2017 el sismo que hubo aquí en la región, bueno, pues afectó a muchísimas personas, y el Banco de Alimentos pudo ser un puente para llevar alimentos a comunidades, a personas que perdieron sus patrimonios o que tuvieron varias carencias después del temblor o perdieron su empleo, y bueno el más fuerte y representativo lo que acabamos de ver en la pandemia, creo que la pandemia nos ha dejado muchísimas enseñanzas de sensibilidad con la comunidad y con la región en donde vivimos, entonces creo que, en las sociedades donde hay tantas iniciativas, figuras empresariales que nos demuestran que trabajando, creando instituciones, creando modelos de trabajo organizados, con procesos, con manuales, con certificaciones, pero sobre todo con un gran sentido social, puedes hacer el cambio en muchísimas personas.

CARLOS QUIROZ: El Banco de Alimentos tiene una iniciativa, que ya tiene trabajando ya hace unos años, que se llama Alimento del Futuro, que es precisamente enseñar y tiene un perfil muy tipo empresarial, pero está encaminando precisamente a la misma labor de combatir el hambre: es capacitar a las personas para el empleo. Es decir, una persona que pueda obtener una beca para poder venir, capacitarse aquí dentro del Banco de Alimentos durante un período de tiempo, reunir sus documentos, etcétera, y después también con las alianzas empresariales que tenemos, atraer a las áreas de recursos humanos de esas empresas para hacer una bolsa de trabajo con esas empresas y entonces a todos los graduados de ese curso que es el de Alimento del Futuro es poder generar empleos o atraer a los empleadores para que contraten a esas personas y les den: esas personas requieren una oportunidad también.

Hay personas que requieren una buena oportunidad para insertarse en el mundo laboral, hemos vistos casos maravillosos de éxito. Tenemos testimonios verdaderamente formidables de personas que han empezado aquí como voluntarios o personas que han tomado el curso de El Alimento del futuro con una beca, con una despensa, para llevar el alimento a casa, para con una beca de transporte para venir a tomar su curso de Alimento del Futuro y estar capacitados para la empleabilidad. Y después, juntar las necesidades empresariales de obtener talento humano y estas las personas puedan tener.

Y personas que se han desarrollado formidablemente en empresas, en empresas poblanas, en empresas de la región, muy bien desarrolladas en empresas de talla nacional de tamaño estupendo. Las áreas de recursos humanos ven en ello un valor agregado muy importante, el aporte social del Banco de Alimentos (en la parte de Alimento del Futuro). Por eso lo llamamos Alimento del Futuro, porque es precisamente tener un empleo, la persona que llega a tener un empleo, un ingreso, que llega a tener seguridad social y que crece y que se desarrolla dentro de esta actividad.